Make your own free website on Tripod.com

Home

NOTICIAS PASADAS | Dios en Banda Ancha | La Parroquia y su estructura | Párrocos | Horarios de Misas, Santo Rosario, Reuniones y Carteleras | Actividades Realizadas y Previstas | ATENCION A LOS ANAWIM | Lecturas del Mes y Meditaciones diarias | Oración y Homilías del Párroco | Cuentos Dominicales: | Galería de Fotos | Testimonios de la Comunidad: | Peticiones de la Comunidad: | Avisos Parroquiales | Enlaces Religiosos y Santoral | Pastoral Juvenil | Aprendiendo más. | Paseando por Internet | Día de Nuestra Señora del Carmen | El Padre Pío | Contribuciones de la Comunidad | Contáctenos
PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ
Lecturas del Mes y Meditaciones diarias

haga clic aquí para reproducir el sonido

CONTINUANDO CON EL PERDON:

Aprende a Perdonar
Autor: Miguel Angel Cornejo

El camino para aprender a amar es Perdonando,
quien desea crecer en el amor lo logra amando en el perdón.
Perdonar es el camino de la liberación, el que auténticamente se libera es quien perdona, echando fuera de su alma al rencor y la venganza que solamente lo envilece y lo consume.

Perdonar a pesar de tener razón y mil justificaciones para no hacerlo, se atreve a pronunciar en el interior del corazón Perdón.

Perdonar cuando te han ofendido y humillado es cuando se manifiesta la grandeza del corazón del ser humano.

Solamente el que ama auténticamente puede decir te perdono y lo olvido.

Perdonar es cuando a pesar de sentirse ofendido te atreves a dar una sonrisa de amor.

Deja hoy tus rencores, tu venganza que anhela ver al que te ha ofendido de rodillas pidiendo clemencia, deja hoy ese fuego que enciende tu cólera y abraza tu ser de rabia y de rencor, cuando ha sido pisoteado tu orgullo y has sido lastimado en lo más profundo, cuando deseas con todas tus fuerzas ver fulminado al que te ha ofendido

Te pregunto, hoy serás capaz de perdonar a ese amigo tuyo que te traicionó, aquella ofensa de alguien que creías no te podía fallar y hoy le puedes demostrar que lo amas, serás capaz hoy de llenar tu alforja de olvido, y salir al encuentro con lo único que le puedes ofrecer, tu perdón y continuar tu camino de paz al encuentro de DIOS.

Hoy libérate y camina como un niño extraviado a los brazos de una madre llena de amor, como el ciego al encuentro de la luz.

Hoy perdona y olvida, eleva tu alma a las estrellas y encuentra la paz.

DIOS sé que tu grandeza y tu más sublime expresión de amor es perdonar, dame la sabiduría, la comprensión y la fuerza para convertirme en amor, y sin dar espacio ni tregua al odio, entregar la vida por los que amo.

Hoy perdonaré para siempre y arrojaré de mi alma todos aquellos rencores que me envilecen y me atan al pasado, hoy estoy dispuesto a olvidar, hoy me demostraré a mí mismo mi capacidad de amar.

Señor, tu lo sabes mejor que nadie, conoces el corazón del hombre y sabes que hoy deseo amar como nunca imaginé, Señor... gracias, hoy al fin he perdonado por amor.
M.A.C.

Lectura del Evangelio de San Mateo 19:16.22 correspondiente al día 18 de agosto de 2003

16 En esto se le acercó uno y le dijo: «Maestro, ¿qué he de hacer de bueno para conseguir vida eterna?»
17 El le dijo: «¿Por qué me preguntas acerca de lo bueno? Uno solo es el Bueno. Mas si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos.»
18 «¿Cuáles?» - le dice él. Y Jesús dijo: «No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no levantarás falso testimonio,
19 honra a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo.»
20 Dícele el joven: «Todo eso lo he guardado; ¿qué más me falta?»
21 Jesús le dijo: «Si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás un tesoro en los cielos; luego ven, y sígueme.»
22 Al oír estas palabras, el joven se marchó entristecido, porque tenía muchos bienes.

La última palabra de Dios es la del perdón y la misericordia. Roma, 13 (NE - eclesiales.org)

El Santo Padre en su audiencia general de los miércoles se dirigió esta mañana a los peregrinos en Castelgandolfo para hablar del Cántico de Tobías, siguiendo con sus meditaciones acerca de los Salmos y Cánticos de la oración de las Laudes.
El Santo Padre explicó que "el cántico se desarrolla a través de una doble invocación". "Emerge en primer lugar -afirmó- una repetida invitación a alabar a Dios por la purificación que Él está obrando por medio del exilio. Los 'hijos de Israel' son exhortados a acoger esta purificación con una sincera conversión". "La segunda parte del texto -sigue explicando el Papa- es una verdadera y auténtica celebración de Sión. Esta repite la apasionada nostalgia y el ardiente amor que el hebreo de la diáspora experimenta al recordar la ciudad santa". Así, el Pontífice quizo centrar su meditación en torno a esos dos temas: "la purificación del pecado a través de la prueba y la espera del encuentro con el Señor bajo la luz de Sión y de su templo santo".
"Tobías -afirmó el Santo Padre- hace un ruego ferviente a los pecadores para que se conviertan y obren la justicia: este es el camino a tomar para regresar al amor divino que da la serenidad y la esperanza". Si bien "Dios recurre al castigo como medio para llamar al recto camino a los pecadores sordos a otros llamados", añadió el Pontífice, "la última palabra de Dios Justo es, sin embargo, la del amor y del perdón. Su deseo profundo es el de poder abrazar nuevamente a los hijos que vuelven a Él con el corazón arrepentido".
"La misericordia divina se manifestará con la reconstrucción del Templo de Jerusalén", explicó el Santo Padre, agregando que el Templo reconstruido es "signo de la palabra y de la presencia divina", que "resplandecerá con una luz planetaria que rasgará las tinieblas, de modo que puedan ponerse en marcha las 'naciones numerosas, los habitantes de todos los confines de la tierra', trayendo sus dones y cantando su alegría de participar en la salvación que el Señor envía a Israel". Así, la lectura se enmarca dentro de un "horizonte universal".
Finalmente, hablando del Cántico desde una perspectiva más escatológica, el Santo Padre señala que "la felicidad es auténtica cuando se vuelve a encontrar la luz que fulgura en el cielo de todos aquellos que se acercan al Señor con el corazón purificado y con el anhelo de la verdad". Desde esa misma perspectiva, el Santo Padre concluye con una cita de la Confesiones de San Agustín, en la que el santo habla de la "Jerusalén, libre y gloriosa, signo de la Iglesia en la meta última de su esperanza, prefigurada por la Pascua de Cristo".

Mateo 18:21-35 -EVANGELIO DEL DIA 14 DE AGOSTO DE 2003-

21 Pedro se acercó entonces y le dijo: «Señor, ¿cuántas veces tengo que perdonar las ofensas que me haga mi hermano? ¿Hasta siete veces?»
22 Dícele Jesús: «No te digo hasta siete veces, sino hasta setenta veces siete.»
23 «Por eso el Reino de los Cielos es semejante a un rey que quiso ajustar cuentas con sus siervos.
24 Al empezar a ajustarlas, le fue presentado uno que le debía 10.000 talentos.
25 Como no tenía con qué pagar, ordenó el señor que fuese vendido él, su mujer y sus hijos y todo cuanto tenía, y que se le pagase.
26 Entonces el siervo se echó a sus pies, y postrado le decía: "Ten paciencia conmigo, que todo te lo pagaré."
27 Movido a compasión el señor de aquel siervo, le dejó en libertad y le perdonó la deuda.
28 Al salir de allí aquel siervo se encontró con uno de sus compañeros, que le debía cien denarios; le agarró y, ahogándole, le decía: "Paga lo que debes."
29 Su compañero, cayendo a sus pies, le suplicaba: "Ten paciencia conmigo, que ya te pagaré."
30 Pero él no quiso, sino que fue y le echó en la cárcel, hasta que pagase lo que debía.
31 Al ver sus compañeros lo ocurrido, se entristecieron mucho, y fueron a contar a su señor todo lo sucedido.
32 Su señor entonces le mandó llamar y le dijo: "Siervo malvado, yo te perdoné a ti toda aquella deuda porque me lo suplicaste.
33 ¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti?"
34 Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos hasta que pagase todo lo que le debía.
35 Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano.»

EN SU BIBLIA, PUEDE LEER LA PALABRA DE DIOS, ASIGNADA PARA CADA DIA DEL MES; O BIEN PUEDE HACER CLICK EN EL LINK SIGUIENTE Y LEERLAS EN PANTALLA.

nslapazcorlogo.jpg

MEDITACIONES DE LA SEMANA POR EL P. MARCOS LINARES:
En este día únete al concierto de la creación que canta y alaba a Dios y deja que te invada el aire de la felicidad. No olvides que nuestro Padre Creador lo dispuso todo para ser feliz. Trata por lo tanto de serlo.
Disfruta ante todo de las cosas sencillas y sublimes que te ofrece la vida.
Claves para hacerlo:
-Míralo todo con optimismo, con ojos claros y limpios.
-Hazte niño y goza como gozan ellos, sin rencores, ni odios, ni resentimientos. Vea siempre estas posturas como lo más tonto que podemos hacer y lo más enfermizo de esta vida.
-Nunca olvide abrir su mente y su corazón a la alegría y al amor.

SEGUNDA MEDITACIÓN

Sepamos aprovechar cada momento que nos ofrece la existencia. ¿Cómo?.

1.Dando gracias a Dios por la vida, la familia y trabajo. Si no tenemos trabajo busquemos y encontraremos. Pero sin perder jamás la confianza en la bondad Divina, sin perder la esperanza.

2. Evitando pagar con los otros algún tipo de resentimiento nuestro.

3. Expresemos hacia los demás respeto y mucho cariño. Mostrando lo mejor de nuestra sonrisa; y si alguien sufre alguna pena, acerquémonos y ofrezcámosle consuelo y ánimo.

Sembrar estas semillas anteriores es trabajo de todos sin excepción. Son como aquellos rayos de luz y claridad que animan, calientan y levantan a todos los seres aburridos, fríos y caídos.

4. Apoyémonos en las columnas más fuertes de la vida. Son: el amor y la fe. Para evitar por algo o alguien perder la paz del corazón.

Saber vivir es saber amar, es decir, saber comprender, respetar, perdonar, saber darse y dar.

TERCERA MEDITACIÓN

Cada día que tenemos la oportunidad de amanecer y darnos cuenta que contamos con el don de la vida, debiéramos fijarnos como meta darle sabor y sentido.

Darle sabor y sentido a nuestra vida significa que podemos convertirla en un gran manantial de frutos buenos y abundantes para todos.

Esto tiene que ver con el darle valor e importancia a cada persona que nos acompaña y escucha en momentos alegres y exitosos. Pero también en momentos duros y días que llamamos grises y oscuros.

Darle sabor a la vida significa darnos cuenta que vale la pena luchar por ser mejores y triunfar. Afirmando que NUNCA ES, NI SERÁ TARDE.

Darle sentido a la vida significa que podemos soñar, como sueñan los deportistas por alcanzar y conseguir el premio, la corona y el récord en cada competencia.

Soñar y soñar bonito es la propuesta. Aunque al despertar, tengamos que entrenar, esforzarnos y sacrificarnos en muchas circunstancias.

El sabor de la vida se da en cada momento que nos abrimos a aprender cosa nuevas. No lo sabemos todo. Todo y todos los que nos rodean tienen algo que enseñarnos.

No siempre entendemos lo que hacemos, ni tampoco lo que nos pasa. Pero allí, está la Sabiduría infinita para recibirnos y aclararnos. Claro, siempre y cuando acudamos a Ella.

CUARTA MEDITACION

Uno de los grandes deseos de Jesús es que podamos disfrutar en este mundo de la paz que él nos ofrece. La paz única y verdadera que tiene que ver con practicar siempre el bien para evitar que el mal cause estragos en nuestras conciencias y corazones.
La paz tiene que ver con el mundo interno de cada persona. No se consigue ni tampoco se recibe desde afuera. Es desde el corazón donde se empieza ha experimentar tan gran valor que no tiene límites de extensión una vez que empieza a surgir. Una persona que recibe el mensaje de paz y lo interioriza es una persona que contagia.
La paz da seguridad. La paz brinda estabilidad en nuestras actitudes y comportamientos. Ella permite buenas relaciones personales de unos para con otros.
La paz es una garantía de la superación personal.
Ingredientes: en todas las circunstancias de la vida calma y tranquilidad.
Claves: aceptación de virtudes, cualidades y fallos para mejorar de cada uno y de los demás.
Para comenzar a conseguir la paz, nada mejor que el descanso, el silencio, la reflexión, el retiro y la soledad.

QUINTA MEDITACIÓN

Una de las claves esenciales para ser feliz y conseguir la paz tiene que ver con el conocimiento de la propia persona.
Será siempre difícil conocernos del todo. Muchos han pensado y reflexionado acerca de los misterios de la vida y del hombre. ¿Quién soy? ¿Para qué he venido? Sin embargo, si vivo para descubrirme cada día lograré saber de mí y luego del ser que me creó. He aquí la clave de la felicidad y de la paz.
Conocerse a si mismo, libera al hombre de caídas, errores y fracasos. Lo cual trae como consecuencia la infelicidad, la intranquilidad y el desequilibrio.
Claves: - Mirar hacia arriba y hacia adentro. Porque perdemos años de vida mirando hacia fuera, hacia abajo, y a los lados.
- Examinar nuestras acciones, sobre todo al final del día. ¿Qué hice?, ¿Qué dejé de hacer?
- Mirarnos tal cual somos, sin miedo y sin engañarnos a nosotros mismos.
- Conseguir más tiempo para encontrarnos con nuestro yo interno.

SEXTA MEDITACIÓN

Cada día podemos proponernos iniciar un comportamiento mejor. No tenemos porque esperar fechas especiales.
Cada día Dios nos ofrece gracia, alegría y bendición. Pero, espera también de cada uno esfuerzo y decisión.
Cada día necesita ser visto como una oportunidad de caminar hacia la meta.¡Avancemos con ánimo y mucho entusiasmo!. Busquemos la tranquilidad y la paz, cueste lo que nos cueste.
Cada día debe tener su propio curso. De manera que: a un lado, atrás, toda sombra y mal recuerdo. Si no es así, el crecimiento y el mejoramiento de la personalidad será difícil.
Cada día necesita contar con tu buen humor. Con tu compasión. Con tu paciencia. Con tu aceptación y apertura. Con tu diálogo y más detalles hacia los tuyos, fundamentalmente. Pues, a veces hablamos y compartimos más con los otros
Finalmente lea, ore y piense, para que puedas actuar mejor cada día.

SÉPTIMA MEDITACIÓN

A veces es muy importante hacer un alto en nuestra rápida y corta existencia para preguntarnos acerca del objetivo de nuestra vida. Para qué vivimos y de dónde venimos. Estos cuestionamientos existen desde que se inició la razón y reflexión del hombre. Sin embargo, al inicio del siglo XXI, todavía existimos muchos que ni siquiera alcanzamos a resolver parte de estas preguntas.
Estos enigmas son de tan gran importancia que ante lo más seguro que tenemos que es la muerte, desde el más allá se nos va a juzgar con respecto al quiénes somos, y qué hicimos y no bastará decir con quién vivimos, dónde y qué profesión teníamos.
De manera que ojalá practiquemos siempre la honradez, la misericordia, la sinceridad, la valentía ante la adversidad, para que cuando hagamos un alto sepamos así de nuestros logros y acumulemos tesoros allá desde donde venimos

OCTAVA MEDITACIÓN

Vamos a tratar y hacer posible la paz para nuestras vidas y nuestros corazones. Necesitamos la paz y pedimos a Dios que nos consiga la paz. Sin embargo, muy pocos saben que la paz no es algo que se nos da sino algo por conseguir.
La paz es y debe ser un modo y un gran estilo de vida. Ella, tiene sus exigencias. Una vida limpia y ordenada será siempre la clave para conseguirla. Es imposible pedir la paz y luego mantenerla si no la valoramos siguiendo nuestro modo de vida desordenado.
La persona ordenada sabe que cada vez que obra debe hacerlo correctamente.
Y el termómetro para ello es que se persiga no sólo el propio bien sino el de los demás.
Pues, cada vez que esto falle sentirá incomodidad, miedo y hasta dolor.
Ya lo dicen algunos autores sobre el tema. La conciencia es como una especie de radar interior que recoge todos nuestros actos para su aprobación o reprobación.
Si este principio falla decimos que la persona ha perdido su conciencia y por ende su paz interior

P.MARCOS LINARES

"Mientras sigamos descubriendo cosas nuevas, la vida será hermosa."