Make your own free website on Tripod.com

PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ
Dios en Banda Ancha

Home

NOTICIAS PASADAS
Dios en Banda Ancha
La Parroquia y su estructura
Párrocos
Horarios de Misas, Santo Rosario, Reuniones y Carteleras
Actividades Realizadas y Previstas
ATENCION A LOS ANAWIM
Lecturas del Mes y Meditaciones diarias
Oración y Homilías del Párroco
Cuentos Dominicales:
Galería de Fotos
Testimonios de la Comunidad:
Peticiones de la Comunidad:
Avisos Parroquiales
Enlaces Religiosos y Santoral
Pastoral Juvenil
Aprendiendo más.
Paseando por Internet
Día de Nuestra Señora del Carmen
El Padre Pío
Contribuciones de la Comunidad
Contáctenos

POR: AURORA BLYDE
(ESPECIAL PARA EL UNIVERSAL)
No fue fácil que aceptara la revolución digital y sus numerosos avances, pero luego de duras críticas contra la Internet, el Vaticano se colocó del otro lado de la moneda para comenzar a ver todas las ventajas que puede darle el espacio cibernético para expandir el reino de Dios en la Tierra.
Y es que el Estado más conservador del mundo decide no quedarse atrás y recurrir, como todos, a la última tecnología. No sólo para difundir los mensajes de la Iglesia, sino para digitalizar y difundir documentos antiguos, material literario, y hasta propagar y vender copias de las obras maestras de sus museos.
Tal es su acercamiento a la informática, que el Papa Juan Pablo II está considerando incluso nombrar a un Santo, San Isidoro de Sevilla _de quien se cree vivió en el siglo VII, y escribió la primera enciclopedia del mundo: Las Etimologías_ como patrono de los usuarios de Internet, los programadores de computación y el mundo informático.
Debut tecnológico
El Vaticano ingresó a la Internet en 1996 con su sitio digital www.vatican.va, en el que a través de tres servidores con nombres de los arcángeles Rafael, Miguel y Gabriel, se han publicado miles y miles de documentos de la Iglesia, incluidos los discursos papales. El propio Papa hizo su aparición en el espacio cibernético en 1998, cuando católicos en cualquier parte del mundo pudieron verlo y escucharlo recitar las oraciones del Angelus los domingos y escuchar sus audiencias de los miércoles en el sitio del Vaticano. A raíz de esas primeras apariciones, fue abriéndose a la idea, y hasta permitió el uso de Internet en los conventos de clausura. Eso sí, sólo para usarla con moderación. Hace dos años, un grupo de monjas de clausura participó en la creación de una página en Internet del Comité Vaticano para el Jubileo del año 2000.
También desde 1998 y en cooperación con IBM, el Vaticano está digitalizando todo el material de los archivos de su biblioteca. Son unos 150.000 documentos, un millón y medio de libros, unos 19.000 objetos y una gran cantidad de monedas antiguas, que estarán a disposición pública en Internet, mediante servicio pagado. Los manuscritos son almacenados en una sala del tamaño de una cancha de fútbol, con paredes de tres metros de espesor. Entre ellos figuran la Biblia manuscrita más antigua del mundo y algunos trabajos de Dante, Aristóteles y Homero que podrán ser vistos en cualquier rincón del planeta con unos cuantos clicks.
Otras opciones
Hace poco las autoridades de la Santa Sede lanzaron al mercado un doble CD-ROM sobre el Vaticano que forma parte de la serie multimedia Los Tesoros Vaticanos, un panorama de su historia y arte con textos, imágenes y música. En la producción, los frescos y pinturas se han ordenado con criterio cronológico, que va desde la creación del hombre hasta la institución de la Iglesia. Pero los CD-ROM también se usan para catequizar. Numerosas parroquias del mundo ya han editado en estos dispositivos clases de catequesis interactiva, con juegos y explicaciones sobre el significado de la Iglesia y la biografía del Papa Juan Pablo II, destinado a niños que se preparan para la Primera Comunión.
Mientras tanto, Juan Pablo II sigue hablando de tecnología. A principios de este año, calificó a la Internet como el nuevo foro para la proclamación del Evangelio, tema elegido para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales que se celebró en mayo de 2002. Según el propio Papa, la Iglesia católica ha pasado durante siglos por etapas distintas de evangelización y hoy, con la revolución de las comunicaciones y la información en plena transformación, se encuentra indudablemente ante otro camino decisivo.
Internet también puede facilitar el seguimiento que requiere la evangelización. Para la Iglesia, la vida cristiana requiere una instrucción y catequesis continuas, y ésta es tal vez el área en que Internet puede brindar ayuda. Ya existen en la red gran número de fuentes de información, documentación y educación sobre la Iglesia, su historia, su doctrina y su compromiso en todas las partes del mundo. Aun cuando Internet no puede suplir nunca la experiencia de Dios que sólo puede brindar la vida litúrgica de la Iglesia, sí puede ser un suplemento y un apoyo para preparar el encuentro con Cristo en la comunidad y sostener a los nuevos creyentes en el camino de la fe.
Así, la Iglesia da su bendición a Internet calificándola de 'maravillosa herramienta tecnológica'. En otro documento titulado La ética en Internet, la Iglesia católica asegura que Internet tiene la posibilidad de hacer un enorme bien al mundo, pero que 'también puede derivarse el mal de su uso inadecuado. Cualquiera de las dos posibilidades, el bien o el mal, es en buena parte cuestión de elección, una elección para la cual la Iglesia aporta dos elementos de gran importancia: su compromiso con la dignidad de la persona humana y su larga tradición de sabiduría moral'. Lo que sí es seguro es que aún quedan barreras: el Papa dictaminó e insiste en que los católicos no pueden utilizar Internet para algunas cosas, entre ellas, confesarse.

(Este artículo originalmente publicado en el Diario El Universal, fue tomado del portal de Cantv.net)

Conoce usted algo más sobre este tema. COMPARTALO con los demás:

Contáctenos